sábado, 15 de mayo de 2010

Profr. Manuel Treviño

Presidente Municipal de Padilla, Tamaulipas; México.

LSDLP: ¿Cómo definiría usted la experiencia del II Encuentro de Escritores Los Santos días de la Poesía?

C. Presidente, Manuel Treviño: Fue una oportunidad en mi administración para dar impulso al municipio. Los Santos Días es una reunión cultural importante para nuestro estado, por eso nos sentimos orgullosos de haber sido el lugar que recibió a los escritores que se reunieron aquí, pero además nos da gusto apoyar iniciativas que surgen de la ciudadanía.


LSDLP: ¿Qué le hizo creer en este evento?

C. Presidente, Manuel Treviño: Conozco a la Maestra Celeste y sé que es una persona con mucho compromiso, muy entusiasta y que desempeña un trabajo profesional; es muy directa y es del tipo de personas que hace las cosas, siempre logra lo que se propone y eso ha hecho que se haya ganado la confianza de muchos artistas y de instituciones dentro y fuera de Tamaulipas y del país. Creo que cuando un proyecto solicita ser respaldado, las instituciones y gobiernos nos fijamos siempre en lo que se propone, y quién lo propone; y en el caso de este encuentro de escritores, los resultados que me presentaron del año pasado y la trayectoria de Celeste me hicieron confiar. En lo personal me siento muy a gusto de shaber sido anfitrión de escritores tamaulipecos, de los que vinieron de otros estados y de los que viajaron desde otros países. Es un logro importante.


LSDLP: ¿Cuál fue la participación del Ayuntamiento de Padilla en el encuentro?

C. Presidente, Manuel Treviño: Además de dar el aval para el encuentro, apoyamos la logística y otorgamos algunos apoyos en especie. Quisimos además brindarles una buena hospitalidad a los visitantes; no todos los días vienen escritores de dos países y tres estados a Tamaulipas, así es que nos da gusto que el encuentro cultural tuviera como sede a Padilla.


LSDLP: ¿Cuál es su opinión luego de haber concluido las actividades de Los Santos Días?

C. Presidente, Manuel Treviño: Como Presidente Municipal y como Maestro de profesión, estoy satisfecho y convencido de que estamos haciendo lo correcto para impulsar a la cultura, para promover a los escritores y para traer cultura a nuestro municipio.

Vida, muerte, amor y frambuesas

"Ahora ya estoy de nuevo en Varsovia. La vida regresó a la normalidad. Mi reciente visita a México no parece más que un sueño de loco, del cual no deja de ser difícil y doloroso despertarse."







Momentos memorables

"Algunas imágenes del encuentro de escritores Los Santos Días de la Poesía 2010 en Padilla, Tamaulipas. En las imágenes del video aparecen Maja Zawierzeniec, Celeste Alba Iris, Cynthia Rodríguez Leija, Carmen Ávila, Arodi Segura, Erika Izaguirre, Eduardo Villegas, Cofradía de Coyotes, Félix Cardoso, Alberto Guervara, Carlos Acosta, Joaquín Peña, Lizette Álvarez, Nohemí Sosa, Nora Iliana Esparza, Ramiro Rodríguez, Sandra Ruth Sosa Luna, Lorena Illoldi, Juan Carlos Linares Timbalaye, Marisol Vera."

Fotografías y Video: Ramiro Rodríguez


video

Desde aquí





Por Carlos Acosta








1

Hola desde aquí

dicen conmigo a murmullos

siluetas de huizaches en la oscuridad

pequeñas olas del gran vaso de agua

luz intermitente de extraviadas luciérnagas

Con el viento de la madrugada

se eleva en el cielo

se pierde a lo lejos

el enjambre de palabras

¿Habrá alguien

en el horizonte de la noche

en distantes latitudes

en otra dimensión

en alguna estrella

que en lo abundante de su silencio

en lo absoluto de la soledad

habrá alguien

me digo

que nos pudiera escuchar?



2

Antes de quedarme solo tuve amigos

Hoy

para no ir más lejos

cuando la noche fue joven

estuve con ellos

Miraban mis pupilas de tal modo

que era casi imperativo echarnos a correr

y no lo hicimos

Andaban con alas en los pies

futuro en la mirada

salitre en los labios

Querían ser espina en los huizaches

fogata en la llovizna

arpegio de guitarra

Querían profundidades infinitas

retratar el mundo

comerse las letras

Mis amigos

antes y después



3

Cae del cielo

una braza parpadeante

justo en la puerta de mi cuarto

Haku

de dos años de edad

espíritu donde confluyen música y poesía

la mira un instante

tal vez

con la fascinación del primer hombre

que vio la primera chispa del fuego

Los adultos le decimos:

mira

mira

es una luciérnaga

pero al niño

que sólo la observa dos tres segundos

y sigue en su juego

nadie nunca le podrá quitar de la cabeza

que es

que fue

una diminuta estrella



4

Amanece

Como en cualquier lugar del planeta

despunta el alba como siempre

¿qué quiere decir como siempre?

Pero a mí

sentado en la tierra suelta

recargado en el tronco de un árbol

respirando soledad y silencio

untando los ojos en la serranía lejana

me parece

que este amanecer es único



5

Un pájaro de alas negras y pecho amarillo

vuela de un árbol a otro

como celebrando algo

Cuatro barcas atadas al pequeño muelle

se balancean al compás

del manso vaivén del agua

Hoy

abrí los ojos en la oscuridad

y dije un tanto cohibido:

otro día que estoy vivo

mientras tú mueres querida madrugada



6

Desde aquí

desde la huizachera verde y amarilla

parpadeando al sol

pervivo

Un viento ligero

pasa volando en mis cabellos

e ignora

a propósito desde luego

ese sueño fantástico que siempre tuve:

que al pasarme tan cerca

algo me dijera

Más allá

en la semidesértica planicie

hay algunos huizaches secos

de varas muertas

y uno piensa que es la falta de agua

la razón de su deceso

Pero luego

al ver el huizachal en la orilla de la presa

se da uno cuenta

que también son varejones secos

muertos

los que están aguas adentro

A ver quién puede explicarme la paradoja

de una manera

por lo menos

creíble:

Si no tengo amor estoy muerto

Si el amor es demasiado me muero

Cómo es eso



7

Auxilio

gritan conmigo desde aquí

los escombros de una escuela y un templo

los arcos cuyo ancestro es el arco iris

la cruz aun con vida en lo más alto

Toco las paredes escarapeladas

con las yemas de los dedos

Rozo lo dolorido de sus grietas

Y no sé por qué

pero algo mío

parece que encontrara en ellas

Camino despacio por los salones

Los amplios ventanales sin ventanas

Las puertas que me llaman

como bocas de un túnel

que me regresa a la infancia



8

Leo en las paredes

los nombres

de quienes aquí vinieron

hace dos o tres siglos

hace apenas veinte días

Paty

Mario y Andrea

Lucero Garza 2004

Hey te quiero Rony

Nombres propios

que no son otra cosa

sino el vano intento de los escribientes

de no irse del todo cuando mueran

Karina Shio El Caballito

Alguien pensará

que yo también soy vándalo

pero nada puedo contra una fuerza

que me oprime y abrasa:

y escribo mi nombre en la pared

con una piedra blanca



9

El templo abandonado

semeja un monje en retiro en perpetua oración

La cruz

desde lo alto

mira al horizonte

busca fieles

feligreses

almas perdidas que mendiguen perdón

rastrea a los arrepentidos

por pecados que jamás cometieron

Pero es vana la pesquisa

Y para su desencanto

sólo turistas

y además extranjeros

vienen a buscarle el mejor ángulo

para un vil y vulgar retrato


10

Al interior

la maleza invade el templo:

pequeños huizaches todavía poco espinosos

chaparras nopaleras en flor

que lo mismo brotan del suelo

que de las paredes

maleza indefinible

seca

cual mínimo

pero evidente

tributo al olvido

Quién reza en este templo

Qué fantasmas vienen al anochecer

se acercan al altar en ruinas

de rodillas

y se abren la camisa

y se rasgan el alma

en estéril penitencia

para mitigar la muy pesada

la filosa

culpa insana


11

Desde aquí

donde todos a esta ahora duermen

donde es abril adolescente

y es la segunda noche con llovizna

Desde aquí

yo salgo a caminar a solas

En este instante y no en otro

por fin soy el que soy

Nada aparento ni persigo

no llevo máscaras ni alimento ambiciones

Soy todo lo bueno que jamás soñé

lo alegre que nunca pude

lo introspectivo que me intuí

Soy un hombre inmune al tiempo


12

Es la noche un teatro poblado de sombras

Escenario donde diálogos

entre viento y oscuridad

agua y silencio

mi corazón y el cosmos

resuenan

sagrados

en mis tímpanos

Nubes arriba dejan entrever la luna:

se ve cobriza opaca

mas no importa

Los Coyotes son mis amigos

aullé en su cofradía

y de esta manera

supe que también soy uno de ellos

El ir y venir de las pequeñas olas

le concede voz al agua

A lo lejos un guiño de luciérnaga

Los huizaches vivos y los muertos

En un remoto sueño el llanto de Haku

Soy un hombre en el centro de la nada

Padilla, Tamaulipas.

9, 10, 11 de Abril, 2010.


Fotografía:

Erika Said & Lorena Illoldi


Por la confianza